¿Cuál es el origen del árbol de Navidad?

Se acerca la Navidad y con ella todos sus símbolos. Uno de ellos es el árbol de Navidad, que hoy se pone en las casas de todo el mundo. Sus orígenes se remontan a antes de Jesucristo, a los pueblos indoeuropeos, que consideraban que el árbol guardaba la fecundidad y la fuerza de la Naturaleza y, en otoño, para corregir la debilidad que suponía la caída de las hojas, colgaban de ellos objetos. Pero la aparición moderna de este adorno es posterior: se dio en Alemania durante el siglo XVIII y de ahí se extendió a todas partes.

Se acercan las Navidades, época en que se reúnen las familias y quienes son creyentes celebran el nacimiento de Jesús. Pero, además, son estas unas fechas en que se reviven muchas tradiciones ancestrales, como la venida de los Reyes Magos o Santa Claus, por poner solamente dos ejemplos.

Árbol de Navidad hogareño

Árbol de Navidad hogareño

Una de las que siempre están presentes en nuestras casas y calles es la del árbol de Navidad, costumbre que se sigue en casi todo el mundo y cuyo origen se pierde en la noche de los tiempos. Por ello, no estará mal hacer un repaso acerca de los orígenes de esta tradición.

Sus inicios conocidos se remontan al siglo III antes de Cristo. Los pueblos indoeuropeos albergaban la creencia de que los árboles eran expresión de la fecundidad y la fuerza de la Naturaleza y les rendían culto. Por ello, al llegar el otoño y caer sus hojas, trataban de compensar esta manifestación de debilidad colgando de ellos adornos.

Pero la tradición moderna de colocar el árbol de Navidad se inicia en el siglo XVI en Alemania, como un intento de dar ambiente al frío de la época navideña. Y todavía tardaría unos años en extenderse al resto del mundo. En efecto, hasta principios del siglo XIX no llegaría a Gran Bretaña, desde donde se extendió a Estados Unidos (se atribuye a un tal August Irmgard, de Ohio, la instalación del primer árbol navideño en Norteamérica, en el año 1847) y, desde allí, al resto del mundo. No obstante, a España todavía tardaría en llegar, pues su aparición se data a principios del siglo XX.


Por otra parte, sobre el árbol de Navidad, existen un buen número de leyendas. Una de ellas dice que, en el siglo VIII, un monje británico llamado Winfried abatió en Nochebuena un roble usado por los paganos para sacrificar vidas humanas. En su lugar, nació milagrosamente un abeto que, por ello es utilizado en estas fechas.

Un árbol de Navidad en una plaza de Lisboa

Un árbol de Navidad en una plaza de Lisboa

Otra similar señala que San Bonifacio, organizador de la Iglesia francesa, en uno de sus viaje, vio a un grupo de paganos que, al lado de un pino, pretendían sacrificar un niño al dios Thor. Para evitarlo, de un certero puñetazo abatió el árbol y dijo a los allí congregados que ese árbol era el símbolo de la vida y de la vida eterna de Jesucristo.

En fin, son muchas las leyendas que se podrían enumerar acerca del árbol de Navidad y de su ornamentación, pero lo que es evidente es que, hoy, constituye uno de los principales símbolos de estas fiestas en todas las partes del mundo.

Fotos: Árbol de Navidad hogareño: DR04 en Wikimedia | Árbol navideño en Lisboa: Osvaldo Gago en Wikimedia

Ya hay 2 comentarios. ¿Quieres dejar el tuyo?

  • Beatriz Guzmán
    15 dic 2009

    Me pregunto… y si su origen es pagano… por que usar dicha tradición, esto es más bien por intereses comerciales que religiosos y ensucian lo bueno, lo divino con tradiciones paganas, que nada tienen que ver con el nacimiento de Jesús en la tierra.

  • Como siempre el comercio termina arruinadando y desviando la mirada del verdadero significado de la navida, ya se aun arbol pagano o un santa closs/papa noel/viejito pascuero/etc inventado por la malvada y perversa corporacion coca cola…

    no os olvideis, Navidad es Jesús.

Dejar un Comentario