¿De donde viene la tradición del muérdago?

Si hay una planta estrella en la Navidad, con permiso, por supuesto del famosísimo Árbol Navideño, esa es el muérdago. Y es que, el hecho de adornar nuestras casas con un ramillete de esta planta de tallos articulados y siempre verdes es una de las tradiciones más características de esta época del año. Sin embargo ¿sabemos de dónde viene esa costumbre de adornar con muérdago nuestros techos y paredes?

morguefile.com

Si hay una planta estrella en la Navidad, con permiso, por supuesto del famosísimo  Árbol Navideño, esa es el muérdago. Y es que, el hecho de adornar nuestras casas con un ramillete de esta planta de tallos articulados y siempre verdes es una de las tradiciones más características de esta época del año. Sin embargo ¿sabemos de dónde viene esa costumbre de adornar con muérdago  nuestros techos y paredes? Y, quizá más interesante, sobre todo para los románticos ¿de dónde viene la costumbre de besarse bajo sus verdes hojas en estas fechas?

Lo primero que debemos saber es por qué el muérdago. Se trata de una pregunta que nos hemos hecho muchas veces y que tiene su respuesta en las tradiciones de los antiguos druidas irlandeses que consideraban que esta planta semi parásita, tenía propiedades mágicas.

Para los antiguos irlandeses, las propiedades curativas del muérdago, que combate la arteriosclerosis y las enfermedades cardiovasculares por su efecto hipotensor (baja la tensión arterial) y vasodilatador, y que sigue siendo estudiado por su contenido en viscotoxina, colina y acetilcolina, dos  compuestos orgánicos con efectos antitumorales; era considerada como una planta sagrada, dado que favorecía la mejoría de ciertas enfermedades.



Pero además de por sus propiedades medicinales, los antiguos druidas, admiraban esta planta por los poderes mágicos que le otorgaban. Y es que , para estos antiguos magos, el muérdago tenía poderes protectores que hacían que si colgaba esta planta sobre  las cunas de los niños, actuase como un  amuleto que evitaría que sufrieran cualquier mal y que las hadas los robasen y sustituyesen por otros.

No obstante, ese poder protector del muérdago le venía dado, según los druidas,  por su carácter semi divino: dado que el muérdago no crece a ras de suelo, sino que sus raíces no tocan nunca la tierra, los antiguos magos consideraban que era un elemento creado directamente por los dioses y que si la planta tocaba alguna vez la tierra, sus poderes se perderían, de ahí que fuera tan importante para ellos que la planta siempre estuviese colgada en alto y se recogiese directamente del árbol.

Besos bajo el muérdago, amor verdadero

beso

Beso bajo el muérdago

Pero, ¿de dónde viene esa creencia? El origen de los poderes románticos de esta planta tenemos que buscarla en la tradición escandinava.

Se dice que cuando  Balder, dios de la primavera en las tradiciones nórdicas, era apenas un niño, su madre, Frigga, diosa del amor y la belleza, tuvo un sueño en el que se le alertaba sobre la muerte de su hijo. Además, a la mujer se le advertía que cuando esto ocurriera, todo ser viviente sobre la tierra perecería con él, desatándose el caos y la desgracia y sumiendo a la tierra en  un invierno perpetuo.

En un intento por cambiar el destino de su hijo, Frigga habló con los cuatro elementos y con todo ser viviente, haciéndoles prometer que nada ni nadie haría daño a Balder. Sin embrago, en su lucha contra el destino, Frigga  no pidió ayuda al muérdago, por considerarlo un ser insignificante e inofensivo. Ese fue el gran error de la diosa, ya que a raíz de eso, el malvado dios Loki, vio en esta planta una oportunidad para quitarle la vida a Balder. Así, elaboró una lanza con punta de muérdago para atacarlo.

Con la muerte de Balder, se cumplió la profecía, y al instante, el cielo palideció y las plantas comenzaron a morir, a la par que el planeta se envolvió por primera vez en la crudeza del invierno. Frigga lloró desconsoladamente, hasta que finalmente conmovió a los dioses, quienes le devolvieron la vida a su hijo, asegurándose de castigar a la pequeña planta que había causado tanta desdicha.

Sin embargo, una vez vuelto a la vida, como muestra de amor y agradecimiento a su madre, Balder  decidió liberar del maleficio a la planta y ordenó que a partir de ese momento, cada vez que una pareja pasase bajo una rama de muérdago, se besase para perpetuar el amor en la tierra.

Finalmente, los cristianos incorporaron  este símbolo pagano a su tradición como elemento que representaba el  amor y la vida eterna. De ahí que  esta tradición haya llegado hasta nuestros días como parte fundamental de las tradiciones de Navidad.

Photoexpres.com

Photoexpres.com

Cortar el muérdago

Por supuesto, el muérdago se puede comprar ya cortado, en mercadillos navideños, a menudo formando parte de pequeños ramos con otras plantas siempre verdes, y casi siempre con bayas. No obstante, en las zonas montañosas aún se conserva la tradición de cortar la planta y llevarla directamente hasta el lugar en el que va a ser colgada para que no pierda esos poderes mágicos que lo druidas le atribuían nacer en altura y no tocar nunca el suelo.

Imageafter

Pese a que poco a poco ha ido desapareciendo, en aquellos lugres donde aún se conserva, el rito de cortar el muérdago no es tan sencillo como pudiera parecer en un principio.  Primero, la persona tiene que escoger cuidadosamente la rama de muérdago que quiere cortar, ya que no todos los tipos de muérdago tienen los mismos poderes protectores y románticos. Se dice que las más poderosas, son las especies de muérdago que crecen sobre los robles, aunque también podemos encontrarlo sobre encinas, pinos silvestres, manzanos o álamos.

Recuperando la leyenda de la diosa Friga y su hijo Balder la tradición, decía que había que pedir permiso a la planta, que había sido en su momento menospreciada por Frigga,  antes de cortarla, ya que quien no lo hiciera con la debida reverencia sufriría todo tipo de males.

Además, no se podía cortar el muérdago en cualquier momento. Había que cortarlo cuando la luna tenía seis días, de un tajo, utilizando una hoz de oro (obviamente esto ya se ha perdido del todo) y evitando que cayera al suelo, dado que la tocar la tierra el muérdago perdería todas sus propiedades mágicas.

Una vez cumplida la tradición, el muérdago se cuelga en aquello lugares que quieren protegerse y siempre a mano para poder besar debajo de él al ser amado cuando empiece el nuevo año, momento en que solo nos queda confiar en la tradición…

Prohibida su venta como planta medicinal

This tree has had mistletoe growing in it since I was in school (20+ years ago). I remember getting a friend to climb the tree so we could get some mistletoe for Christmas.

Flickr.com

A pesar de los muchos poderes que se han atribuido al muérdago en las diferentes tradiciones y de su propiedades  beneficiosas para la salud que ya hemos mencionado, el gobierno publicó en el año 2004, una norma en la que se  incluía el muérdago entre las plantas cuya venta está prohibida en herbolarios por razón de su toxicidad, una norma extendida también al resto de países de la Unión Europea.

Y es que , pese a que algunas de las propiedades medicinales del muérdago sí están estudiadas,- se sabe por ejemplo que posee contiene sustancias de aplicación medicinal, sobre todo vitaminas A y B y colina  no alcaloides y que tiene propiedades diuréticas, de tónico cardíaco, vasodilatadoras e hipotensoras -  todavía existen muchas dudas en la comunidad científica acerca de la toxicidad de las bayas de esta planta por su contenido en viscotoxina. De hecho, se calcula que la  ingesta de 15 de ellas causa intoxicación en forma de alteraciones nerviosas y cardíacas,  mientras que 25 bayas pueden provocar la muerte por depresión de los centros bulbares respiratorios y cardíacos.

Esto no quiere decir, no obstante que no se puedan emplear extractos de muérdago en la investigación médica o en la elaboración de productos farmacéuticos. La norma no impide que se use en preparados que deben venderse con receta y tomarse por lo tanto bajo supervisión médica. Lo prohibido es , entonces, que nos vendan el muérdago sin receta en herbolarios para preparar infusiones o remedios caseros.

Y por supuesto, esta prohibición de venta solo afecta a los usos medicinales, de tal manera que no vamos a encontrar ningún problema para perpetuar la tradición en los mercadillos navideños.

Enlaces y biliografía relacionada:

Pajón Leyra, I. El muérdago. Ed. Fundamentos. Madrid. 20o2

Américas. Vol 26. Editado por la Universidad de Texas en 1974: e uno de los capítulos del libro se explica el orígen de la tradición navideña del muérdago.

Ramos Pluma, A. Los porqués de la Navidad. Reader´s Digest. 2006

Web sobre la radición navideña del muérdago: http://www.plantasyhogar.com/jardin/plantas/aromaticasymedicinales/?pagina=jardin_plantas_aromaticasymedicinales_008_008

Web que explica el valor del muérdago para los druidas: http://www.meigaweb.com/talismanes3muerdago.htm

TRadiciones del muérdago (inglés): http://www.theholidayspot.com/christmas/history/mistletoe.htm

Ya hay 3 comentarios. ¿Quieres dejar el tuyo?

  • 02 ene 2010

    Interesante, de verdad.

    Para empezar, ni siquiera sabía que era una planta parásita. Las leyendas que hay en torno a ella -el origen de la costumbre del beso, en definitiva- y sus propiedades medicinales tampoco las conocía.

    Lo que también desconocía es que sus bayas son tan tóxicas. Nunca se me ocurriría comerme una, pero desde ahora que lo sé, aún menos.

  • Santiago
    02 feb 2010

    Todavía no encuentro el verdadero “muérdago”como el que aparece en las puertas de los yanquis para las fiestas. El de hojas coriáceas, con puntas duras en su perímetro en número de 5 ó 6. Alguien podrá sacarme la duda de su Nombre científico?

  • 02 feb 2010

    Hola Santiago,

    busca por Viscum album.

Dejar un Comentario