¿Qué es un bioma?

Un bioma es una determinada zona del planeta con un clima común y, por tanto, con una flora y una fauna peculiares y diferentes de otras áreas. No debe confundirse con ecozona ni con hábitat. Los biomas se clasifican en terrestres (desierto, tundra, estepa, etc), marinos y de agua dulce. Y todos ellos constituyen la biosfera.

La Ciencia se halla repleta de palabras difíciles y desconocidas para el profano pero que, una vez explicadas, resultan sencillas de entender. Una de ellas es ‘bioma’. A su comprensión nos ayudará el idioma Griego -del que proceden tantos nombres científicos-, pues el término procede de ‘bios’, que significa ‘vida’ en este idioma.

Por tanto el concepto ‘bioma’ se utiliza para nominar a una determinada extensión terrestre que comparte clima, y, por consiguiente, fauna y vegetación, pues las temperaturas y las precipitaciones determinan que en una zona concreta se den unas especies u otras. Por tanto, en cada bioma, el clima, el suelo, las plantas y los animales interaccionan.

El desierto es un bioma. En la imagen, desierto de Atacama

El desierto es un bioma. En la imagen, desierto de Atacama

Aunque a ojos de los no entendidos puede parecer lo mismo, no debe confundirse bioma con otros términos de similar significado como ‘ecozona’ o ‘hábitat’. Una ‘ecozona’ es una gran extensión en la que vegetación y fauna se desarrolla en relativo aislamiento durante largos periodos, separados por elementos geológicos -montañas, ríos- que frenan su migración. Y un ‘hábitat’ es un área ocupada por una especie particular de animales o plantas. Las diferentes regiones ecológicas del planeta se reúnen tanto en biomas como en ecozonas.

Por otra parte, no siempre es fácil encuadrar en sus límites geográficos un bioma, ya que sus fronteras no siempre son claras. La ciencia que los estudia se denomina Biogeografía.


Existen diferentes sistemas clasificatorios de los biomas, pero casi todos ellos los dividen en tres grupos: biomas terrestres, de agua dulce y marinos.

Entre los primeros, los principales son los ecosistemas mediterráneos; la tundra, caracterizada por sus bajas temperaturas y escasez de precipitaciones; la taiga, de características similares; la estepa, territorio llano cuyo clima es extremo, con veranos calurosos e inviernos fríos; la pradera, con temperaturas suaves; el chaparral, con inviernos lluviosos y veranos secos y con elevadas temperaturas; el caluroso desierto, casi carente de precipitaciones; la selva tropical, con climas muy húmedos y calurosos; y la sabana, con época húmeda que reseca pronto ante los calores de la seca.

Otro bioma: el chaparral; en este caso, en California

Otro bioma: el chaparral; en este caso, en California

Los marinos se dividen en oceánicos o pelágicos y litorales o neríticos, diferenciados por la profundidad y la distancia a la costa. Entre los más curiosos de ellos, se encuentran los arrecifes de coral.

Por su parte, los de agua dulce son igualmente dos: el de aguas estancadas (lagos y lagunas) y el de agua corriente (ríos y arroyos).

Por otra parte, el conjunto de todos los biomas constituye la biosfera.

Fotos: Desierto de Atacama: Calton en Wikipedia | Chaparral californiano: Urban en Wikipedia