¿Qué utilidad tiene el reciclaje?

Todos sabemos que reciclar contribuye a cuidar el medio ambiente. Pero, como ninguno de nuestros gobernantes se ha molestado en explicarnos con un poco de detalle para qué sirve ni en instalar los suficientes contenedores, tratamos de exponer en este artículo algunos de los beneficios que conlleva su práctica.

Todos sabemos que reciclar es bueno para el medio ambiente, eso es indudable, y que separando los distintos tipos de materiales contribuimos a su reaprovechamiento. Pero ninguno de nuestros gobernantes se ha molestado en explicarnos con un mínimo detalle cuál es la verdadera utilidad de reciclar, ni se ha preocupado de instalar los suficientes contenedores para hacerlo.

Un 'punto limpio', con los distintos contenedores para reciclar

Un 'punto limpio', con los distintos contenedores para reciclar

Por ello, trataremos de concretar qué ventajas tiene para el medio ambiente el reciclaje. En primer lugar, al reaprovechar los residuos, disminuye la necesidad de extraer nuevas materias primas y elaborarlas, con el gasto de energía que ello supone. Asímismo, se evita que estos envases terminen en vertederos cada vez más saturados y que producen un grave impacto ambiental.

De igual modo, el reciclado de papel y cartón evita la tala de árboles, por no mencionar la contaminación que genera el proceso de transformación de la madera, con lo que, al aprovecharlos, se evitan emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera.

Como la mejor muestra son los ejemplos, pondremos algunos. El reciclaje de 3000 botellas de vidrio evita 1000 kilos de basura y ahorra más de otros tantos de materias primas. Igualmente, al quemar menos combustible para fabricarlo, se reduce la contaminación del aire en un veinte por ciento.


Otro ejemplo evidente es el de los materiales plásticos. Como proceden del petróleo, al reciclarlos, se evita la extracción de esta materia prima, una de las más contaminantes. Por cada tonelada de estos y otros envases ligeros que se reciclan se evita la emisión de dos toneladas de Co2 a la atmósfera.

Residuos separados para tirarlos en sus respectivos contenedores

Residuos separados para tirarlos en sus respectivos contenedores

Si nos referimos al papel y al cartón, además de evitar la tala de árboles que mencionábamos, por cada 150 kilos de este material que se reciclen, equivalen a evitar la contaminación que generaría un coche al recorrer 800 kilómetros.

Y estos son solamente algunos ejemplos. Podrían ponerse muchos más. Pero, para terminar, mostraremos algunas curiosidades. Así, por ejemplo, con ocho cajas de cereales se puede hacer un libro; con ochenta latas, una llanta de coche; con seis bricks, una caja de zapatos o con cuarenta botellas de plástico, un forro polar.

Ahora sólo falta que nuestros gobernantes se lo tomen en serio. No vale instalar cuatro contenedores de reciclaje en toda la ciudad para quedar bien y demostrar lo ‘ecológicos’ que son. Debe haberlos en todas las zonas y barrios de las mismas porque no todas las personas pueden recorre largas distancias cargadas con bolsas.

Fotos: ‘Punto limpio’: Dachi en Wikipedia | Residuos separados: Gengiskanhg en Wikipedia