Cómo instalar una línea telefónica en casa

Instalar una línea telefónica en casa no es difícil, quizá puedas ahorrarte el tener que llamar a la empresa con la que se tenga contratado el servicio -y en casos, pagar- y puedas hacerlo por ti mismo, veamos entonces en Aprender Gratis los pasos a seguir para colocar una línea de teléfono y tener éxito en el proceso.

telefono

Cómo instalar una línea telefónica en casa

Instalar una línea telefónica en casa no es difícil, quizá puedas ahorrarte el tener que llamar a la empresa con la que se tenga contratado el servicio -y en casos, pagar- y puedas hacerlo por ti mismo, veamos entonces en AprenderGratis los pasos a seguir para colocar una línea de teléfono y tener éxito en el proceso.

En principio, y antes que nada, necesitarás tener en mano los elementos necesarios: el terminal telefónico y el cable (fíjate que este último tenga la longitud apropiada según tus necesidades). Un elemento básico es el Punto de Terminación de Red (PTR) que, por lo general, es una caja de plástico de color blanco o clarito, y que en su parte frontal dispone de una pestaña, con dos posiciones: “Normal” y “Prueba“.

Deberá estar siempre en la primera posición, excepto cuando se instale, ya que se tratará, precisamente, de una primera prueba. Cuando está en esta posición, se podrán ver una toma de teléfono y dos botones, con las inscripciones L1 y L2.

Pues bien, en los orificios habrá que introducir cada extremo de los dos filamentos que componen el cable telefónico. Sólo tendrás que previamente retirar la cobertura plástica del extremo del cable de cobre. De este modo, dichos filamentos (compuestos por un alambre) podrán hacer contacto con la parte interna de la caja.

Para introducir los respectivos alambres en los orificios, necesitarás presionar los botones con un destornillador: al presionar el botón L1, se abrirá el orificio que está debajo, y lo mismo con el L2. Si una pequeña parte del alambre sin cobertura se queda fuera de la caja no te hagas problema ya que la corriente eléctrica que circula por el cable telefónico es baja.

El siguiente paso será conectar el otro extremo del cable a la caja telefónica. El procedimiento sera parecido: se deberá quitar la cobertura del extremo del cable, extraer los dos filamentos y enroscarlos a los tornillos que, dentro de la caja, tienen las indicaciones L1 y L2. Será necesario que los alambres y las líneas coincidan, es decir, que el alambre cuyo extremo se introdujo en el orificio de la L1 del PTR se enrolle ahora en el tornillo de la L1, y lo mismo con el de la L2.

Finalmente, habrá que conectar la terminal a la caja y verificar que el teléfono funcione, es decir, que tengamos línea. Si, por el contrario, no tenemos tono, será necesario entonces revisar la conexión: lo más probable es que los alambres no coincidan con las líneas. Habrá que cambiarlos en uno de los extremos y volver a asegurar que haya línea.

No olvides tampoco fijar la caja telefónica a la pared, en un sitio donde no moleste y esté seguro. De todos modos, es habitual que hoy en día, al pedir la instalación de la línea por primera vez, sea el técnico que acuda a casa quien deje todo listo para conectar el cable a la toma de teléfono y que, de esa manera, se pueda utilizar. Pero nunca estará de más saber cómo hacerlo uno mismo.