Cómo se formó la Tierra

En esta entrada vemos cómo se formó la Tierra hace 4500 millones de años

Si hace algunos siglos se creía que la Tierra era plana y se armó una seria discusión cuando apareció la idea de que la Tierra era redonda, hoy no quedan dudas de que la Tierra es una esfera achatada en sus polos. Más bien hoy el debate se centra en cómo se originó la Tierra. Hoy sabemos que la Tierra prácticamente se formó al mismo tiempo que el Sistema Solar y decimos prácticamente porque el sentido común nos dice que el primero en formarse fue el Sistema Solar y posteriormente la Tierra, aunque con poca diferencia de años a la luz de las cifras que se manejan a nivel astronómico.

Formación del Sistema Solar

Formación del Sistema Solar

Para comprender cómo se formó el planeta en que actualmente vivimos es necesario echarle un vistazo a la formación del sistema planetario que lo contiene. La teoría moderna acerca de la formación del Sistema Solar comenzó a gestarse hacia el siglo XVIII y se consolida en años actuales de mano de modernos telescopios que permiten establecer las reglas generales de formación de galaxias, comportamiento de las estrellas, etc, además de los a delantos en geología que nos permiten establecer con precisión la edad de los fósiles y rocas.

Hace aproximadamente 4 500 millones de años, muchos materiales cósmicos que incluían gases y polvo empezaron a condensarse lentamente. Con el correr de los años se fue formando un núcleo en el que las fuerzas gravitacionales, los campos magnéticos, la rotación y la presión de los materiales de composición dieron nacimiento a una estrella (nuestro sol). Alrededor de esta estrella quedaron muchas rocas y restos cósmicos que fueron colisionando entre sí en una danza desordenada que quedaba atrapada dentro del campo gravitacional del gigantesco sol que acababa de nacer.


Finalmente predominaron los fragmentos más grandes y se formaron los primeros planetas, entre ellos La Tierra. Se trataba en ese momento de una roca de fuego incandescente que seguía siendo bombardeada por los fragmentos restantes al igual que los demás protoplanetas. La masa de la Tierra fue creciendo al tiempo que iba aumentando su campo gravitacional. Los bombardeos cósmicos fueron cesando y los metales más pesados se precipitaron al núcleo del planeta permitiendo que éste se fuera enfriando paulatinamente.

La Tierra

La Tierra

Al enfriarse desde la superficie hacia el núcleo, los gases se elevaron hasta donde el campo gravitacional de nuestro reciente planeta se lo permitía. Se formaron nubes y el calor de la Tierra fomentó las precipitaciones de las primeras lluvias que a su vez continuaron enfriando el planeta en un ciclo continuo. La Tierra se preparaba para albergar la vida.