Demasiado calcio puede implicar un riesgo mayor de cáncer de próstata

Según un estudio americano, un tipo sanguíneo de elevado calcio induciría, en el hombre, un riesgo mayor de aparición de uno cáncer de la próstata. La explicación fisiológica falta pero se considera este resultado como una buena noticia…

Los hombres cuya calcemia (cantidad de calcio en el suero sanguíneo) alcanza los valores más elevados de la banda considerada como normal presentarían un riesgo tres veces mayor de desarrollar un cáncer de próstata. Es el resultado de un estudio que acaba publicarse en el estudio Cancer Epidemiology, Biomarkers & Prevention firmado por dos médicos americanos, Halcyon Skinner (especialista en epidemiología de la Universidad -Madison Wisconsin) y Gary Schwartz (experto en cáncer de la universidad Wake Forest).

La conclusión se basa en el análisis de los expedientes médicos de 2.814 hombres seguidos en el marco de un estudio a largo plazo (National Health and Nutrition Examination Survey). Entre ellos, los dos médicos localizaron 85 casos de cánceres de próstata y 25 muertes debidas a esta enfermedad. Para estos pacientes, la calcemia se había medido mucho antes de la detección de tumor, una decena de años por término medio.

Imagen: Vaso de leche por Amarant en Wikimedia Commons

El estudio concluye que existe una correlación significativa entre un alto nivel de calcio en sangre y cáncer. Los investigadores consideraron a tres grupos según el contenido sanguíneo en calcio. En el que presenta la calcemia más elevada (99 a 105 Mg/l, el máximo considerado como no patológico es de 105 mg/l), el número de cánceres era 2,7 veces superior al observado en el grupo donde el nivel de calcio es el más bajo.

Presentar un nivel alto de calcio en la sangre o tener un pariente cercano que desarrolla un cáncer de próstata supondría un riesgo similar a la hora de contraer cáncer.


Con 25 muertes tenidas en cuenta, el estudio carece un poco de base estadística pero los autores destacan que estos resultados vienen a consolidar observaciones existentes. Ya se sabía que las células tumorales del cáncer de la próstata poseen un número anormalmente elevado de receptores sensibles al calcio así como hormona paratiroidea. Producida por la glándula del mismo nombre, este último controla la cantidad de calcio en la sangre, un parámetro fisiológico muy importante.

Se sabe también que la hipercalcemia está a menudo vinculada a distintos tipos de cáncer y, en particular, a metástasis óseas. Por otra parte, varios estudios (incluido el Epic, sobre 142.251 hombres europeos) pusieron de manifiesto que un fuerte consumo de leche aumenta el riesgo de padecer un cáncer de próstata.

Pero el mecanismo preciso que conectaría el nivel de calcio en sangre con el cáncer de la próstata sigue siendo desconocido. Podría tratarse, al contrario, de un efecto secundario si la causa debe buscarse del lado de la hormona paratiroidea. Incluso sin incluir todo fenómenos pendientes, estos resultados, si se confirman, podrían sin embargo revelarse explotables.

En efecto, existen medicamentos capaces reducir el nivel de calcio en sangre o la cantidad de hormona paratiroidea y un tratamiento preventivo o muy precoz es posible. Será necesario a pesar de todo que lleguen estudios complementarios para comprobar esta posibilidad…