El criticismo de Immanuel Kant

Immanuel Kant es sin dudas uno de los mayores filósofos de la historia y su pensamiento sigue tan o más vigente que en el momento de desarrollarlo en sus doctrinas. En este caso, el criticismo kantiano es el tema principal, en lo que se supone es la base de toda la filosofía del autor y por supuesto, una doctrina vital con la que nos manejamos día a día.

No podemos negar que la etapa de la Ilustración en el siglo XVIII es uno de los momentos más importantes de nuestra historia y más aún porque seguimos manejando cotidianamente los conceptos de cada uno de los autores que escribieron o desarrollaron doctrinas en esos años. Así, la concepción de Estado de Montesquieu es la más empleada, el modelo económico adoctrinado por Adam Smith y ni que hablar de los pensamientos filosóficos de decenas de autores que se destacaron.

Entre ellos encontramos a Immanuel Kant, sin dudas el autor fundamental no del siglo de las luces, sino de la posterioridad y sobre todo, de nuestro día a día. Todos, sin saber o sin darnos cuenta aplicamos su pensamiento cediéndole al autor una vigencia por demás importante. Sus doctrinas sobre la ética y la moral se destacan y sobre todo las solemos aprender en las aulas de Filosofía durante nuestra adolescencia.

Pero incluso la ética y la moral kantianas se enmarcan dentro de su propia doctrina denominada criticismo. Mediante el criticismo Kant lo que pretende es establecer los alcances de nuestro propio conocimiento y por supuesto sus límites. ¿Cuál es la intención final de todo esto? Que el hombre pueda alcanzar la mayoría de edad.

Pero la mayoría de edad la alcanzamos todos en alguna oportunidad (dependiendo el país, depende la edad necesaria), podrán afirmar ustedes. Si es verdad, eso marca nuestro documento de identidad…pero, ¿sómos realmente libres y mayores? Kant con el criticismo pretende que alcancemos no sólo la libertad de estar bajo la tutela de un mayor, sino liberarnos desde el punto de vista del conocimiento quitándonos las supersticiones y razonando todo por nuestra cuenta.


Este criticismo, Kant lo desarrolla con la firme intención de resolver los antagonismos que habían surgido de dos autores anteriores, Descartes y Hume. Descartes por un lado crea el Dogmatismo racionalista, quienes procuraban obtener resultados certeros en una experimentación basándose únicamente en sus principios innatos de la razón y sobre todo de las ideas, sin imponerse siquiera una autocrítica. De más está decir que rechazaban de plano el conocimiento obtenido de propias experiencias, ya que confiaban en demasía en su razón.

Pero por otro lado, el escepticismo o empirismo radical de Hume procuraba basarse únicamente en las experiencias pero este dogma le habían imposibilitado llegar a resultados universales y verídicos pasando a ser meras suposiciones y probabilidades.

Kant estudiaría estas dos escuelas filosóficas e intentaría llegar a una forma que las conjugue a las dos en una sola teoría, limando asperezas entre ambas. De esa forma nace el criticismo kantiano, influenciado por ambos autores y logrando crear una teoría que supere a las dos planteadas por sus antecesores.

¿A qué conclusión llego Kant entonces? A la siguiente definición: “Aunque todo conocimiento ha de provenir de la experiencia, sin embargo no todo conocimiento se agota en ella, ya que si no, no obtendríamos nunca certezas con carácter universal y necesario“.

El filósofo se basa en la diferenciación de dos afirmaciones o juicios, el analítico y el sintético. Kant señala que el juicio analítico es aquel que puede realizarse de manera universal que no tiene ninguna relación con la experiencia. Es decir que puede realizar un análisis por pura razón innata y con un mínimo de conocimiento, basándose en lo que sería algo, digamos, “obvio“.

Por otro lado, tenemos los juicios sintéticos que son los que terminan aumentando el conocimiento de una persona, pero para ello es inevitable que debamos partir de la propia experiencia sobre un hecho particular. Es decir que este juicio es a posteriori de la experimentación y no a priori como sería el juicio analítico.

De aquí que el problema de la ciencia para Kant la defina como la fundamentación de validez universal los que pueden realizarse sin ninguna relación con la cantidad enumerada de los hechos constatados, es decir, de los juicios sintéticos a priori.

De aquí derivan las formas a priori, que son las propiedades del intelecto que permiten conocer, y comprender lo siguiente es, creo, lo más complejo en las doctrinas de Kant. El filósofo cree que no existe nada en la inteligencia que no se origine en la experiencia, pero al mismo tiempo no todo el contenido de ese conocimiento proviene de la misma forma.

La definición más clara sobre esto sería: “lo conocido es el resultado de la aplicación de las facultades del intelecto al objeto del conocimiento“. Es decir que todo lo que se conoce proviene en parte del objeto conocido, pero al mismo tiempo se alimenta de la estructura de la inteligencia que conoce, relacionando así las dos corrientes de Descartes y Hume en una sola idea, el idealismo subjetivo. De aquí que nuestro conocimiento sobre algo es el resultado de lo que ya sabemos sobre ese objeto empleando la razón, y lo que conocemos luego a través de la experiencia.

Es verdad, no es un tema sencillo de comprender ya que aquí se abarcan años de estudio de Kant, pero a grandes rasgos está clara la idea que intentó plantear el filósofo y si lo analizamos más profundamente intentando poner ejemplo sencillos, nos daremos cuenta que su doctrina aún hoy la empleamos. Para ejemplificar esto hay dos expresiones que nos pueden ayudar.

Una es “un animal es carnívoro“. Por una cuestión lógica con un mínimo de conocimiento, sabremos al instante que todo aquel animal que come carne es carnívoro, por lo que no estaremos agregando absolutamente nada nuevo al conocimiento que ya tenemos del asunto.

¿Pero que pasa si decimos “ese animal está enfermo“? Sí sabremos que no actúa de la misma forma que de costumbre y por ello aducir esa idea, pero si no conocemos algunas cosas no podríamos darnos cuenta, por ejemplo, si no está cansado, por ejemplo. Esta afirmación, no está contenida en lo que son las nociones del sujeto, por lo que la experiencia es lo que nos servirá en este momento.

Para quienes deseen continuar estudiando el criticismo de Kant, aquí les dejo enlaces para que descarguen los dos libros que comprenden esta doctrina, presionando encima de ellos se les abrirá un nuevo enlace donde está contenido el texto en cuestión: el primero es Crítica a la Razón Pura y el segundo es Crítica del Juicio.

Imagen Kant: Maarten van Vliet en Wikipedia
Imagen Tumba: Svencb en Wikipedia
Imagen Kant (2): Tenzintrepp en Wikimedia

Ya hay 22 comentarios. ¿Quieres dejar el tuyo?

  • 29 dic 2008

    K onda….kiero saber si es k el idealismo subjetivo es el mismo k la dialectica trascendental…..o en otro kaso…si el idealismo subjetivo se explica en la critica de la razon pura…segun kant…oks

  • Yazmín Pineda
    05 abr 2009

    hola! nunca imagine encontrar algun sitio tan completo como este. Felicidades

  • 08 abr 2009

    Hola Yazmín! Me alegra oír eso!! Muchas gracias por tu comentario, nos da más ánimo para seguir adelante con el blog!! :)

    Saludos!

  • Romario López
    20 jun 2009

    hermano… me parece un excelente articulo… gracias por ayudarme para una exposicion de filosofia que tengo que presentar sobre este tema… me sirvio verdaderamente mucho, porque por internet aun no habia encontrado una explicacion clara sobre el tema… gracias, hermano… me salvo…. desde Sibundoy-Putumayo-Colombia

  • 21 jun 2009

    Hola Romário,

    Me alegra saber que te ha sido de ayuda! Cualquier cosilla, estamos a tu disposición!

    Saludos!

  • gladys padilla
    05 oct 2009

    que buena la teoría del criticismo sobretodo porque es la unión de dos pensamienos que para esa época habra sido muy difícil llegar a esa conclusión y sobretodo creo que el conocimiento está basado en la experiencia y en la razón me sirvió mucho el artículo para explicarle a mi hijo gracias

  • Marcelo Ferrando Castro
    12 oct 2009

    Muchas gracias Gladys! Cualquier cosilla, estamos a tu disposición.

    Saludos,

  • jhon puerto
    03 nov 2009

    muxisimas graxias marcelo xq necesitaba d algo tan completo como lo del blog….saludos desde norte de santander;cucuta…..colombia………

  • Andres romero
    13 dic 2009

    Esta muy bueno el articulo, tengo q rendir la materia y es sobre todo este tema q voi a hablar y me sirvio de mucho.
    Gracias, saludos!

  • Gazaeth
    07 ene 2010

    hola muy completo tu comentario pero tengo una duda como aplicarlo en el ambito educativo podrias decirmelo y mandarmelo a mi e mails te lo agradeceria mucho, gracias :D

  • lizeth
    05 feb 2010

    me encanto tu articulo del criticismo me dio mucha informacon para mi exposicion en una materia ojala abran mas sitios asi pero el tuyo da mucha informacion es exelente ojal me pudieras ayudar en algunos otros temas mas a fondo gracias

  • Julio César Monzón
    05 feb 2010

    En mi país decimos “más claro no canta un gallo”. Gracias por la explicación tan clara que has hecho sobre el tema, será de mucho provecho en mis conocimientos filosóficos del maestro Kant.
    Desde Chiquimula, Guatemala, Centro América.

  • Alida
    17 mar 2010

    hola! tu articulo me sirvió de mucho para un trabajo de filosofía que realizaba, muy resumido pero muy completo y explícito…

  • alumna
    04 may 2010

    te doy mi enhorabuena por la redacción! me ha servido de gran ayuda para un examen, ya que está parte no la tenía nada clara en los apuntes!
    saludos. Ana

  • 07 may 2010

    Gracias Tengo 15 años y me parese bueno este blog gracias aki encontre me tarea :D

  • me parece excelente ese articulo felicidades muy compleo e interesante sigan asi exitos
    03 jun 2010

    me parece excelente ese articulo felicidades muy compleo e interesante sigan asi exitos. besitos para fer estas muy lindo

  • julieta amarilla
    13 jul 2010

    holaa! muy bueno el blog! me sirbio muchisimo.. esta muy clara la explicacion! =) grasias y sigan asiii..!!

  • Guillermo Saavedra
    25 oct 2010

    Excelente la información que entregas, con esta lectura podemos apreciar que verdaderamente somos como el pequeño timonel de un barco o un avión. Ese pequeño timonel puede cambiar el rumbo a ese enorme barco, como el timonel del avión puede cambiar su trayectoria, hasta el mas grande de los aviones. Con esto nos descubrimos a nosotros mismos.
    Mil gracias Marcelo.

  • VERONICA
    19 nov 2010

    Hola me encanto su articulo y me sirvio de mucho para un final que tengo que dar sobre Kant. me gustaria si me pudieran decir como llevarlo a una aplicacion aulica muchas gracias.

  • MIRIAN
    13 mar 2011

    hola! muy buen resumen! me sirvio para una conclusion. los felicito!

  • daniela
    25 ago 2011

    me sirvio de mucho gracias por la informacion

Dejar un Comentario