El fantástico mundo de los Dinosaurios

El mundo de los dinosaurios siempre nos ha atraído por el misticismo que encierra su existencia. Su tamaño, su forma de vida y su repentina desaparición nos atrae de sobremanera, logrando que nuestra imaginación intente recrear ese universo magnífico, que desde nuestra niñez nos atrapa como muy pocas cosas más.

¿A quién no le han interesado al menos de pequeños, el fantástico mundo de los dinosaurios? Sería raro encontrar algún habitante del planeta que en ningún momento se haya visto atraído por estos reptiles gigantes, de los cuales únicamente conocemos gracias a los restos fósiles encontrados a lo largo y ancho del planeta.

La traducción de Dinosaurio sería “lagarto terrible“, ya que su tamaño eran mayores que los actuales mamíferos. En la actualidad encontramos algunos animales que tienen como antepasados los dinosaurios, principalmente los arcosaurios, donde apreciamos hoy en día a los cocodrilos. Si bien los más reconocidos gracias a cintas cinematográficas y otras representaciones, se han extinguido hace millones de años, los estudios demuestran que algunos seres vivos actuales descienden de ellos, como el mencionado anteriormente.

dinos.jpg

Foto: fresqui

Los dinosaurios se han clasificado en Terópodos, Sauropodomorfos, Segnosaurios, Ornitópodos, Marginocéfalos y Tireóforos. Esta clasificación se le otorga según diferentes características, como aspectos físicos entre otros, aunque no vienen al caso en este momento.

Sin dudas el más atractivo y que al mismo tiempo nos ha causado mayor miedo e impresión, es el Tyrannosaurus. El mismo significa “reptil tirano” y fue el más peligroso de todos los dinosaurios existentes, con enormes dientes afilados además de ser el carnívoro de mayor tamaño. Con 7 metros de altura, 6 toneladas de peso y hasta 16 metros de largo, embestía y derribaba a sus presas hasta que lograba tomarlos con su enorme boca, cuyos dientes se encontraban curvados hacia el interior para permitir una mejor resistencia.



Vivió hace unos 67 millones de años y se supone que atacaba en manadas, ya que debido a su tamaño no alcanzaba gran velocidad para atrapar sus presas. Muchas veces recurría la emboscada, y así lograba su cometido. Se supone que haya vivido en América, China e India. El fósil de mayor tamaño fue encontrado en Montana (Estados Unidos) y actualmente se han encontrado sólo 8 esqueletos más o menos completos, aunque si se hallan restos en otros sitios.

Otro de los dinosaurios que más nos impactan es el Diplodocus, cuya traducción sería “doble viga“. Lo que más nos llama la atención es su largo cuello, con una pequeña cabeza. Al mismo tiempo poseía una enorme cola, y podía llegar a medir 27 metros de largo en total. Con 4 metros de altura y 15 toneladas de peso, era uno de los dinosaurios de mayor tamaño.

Pese a semejante tamaño, el mismo era herbívoro, y ese es el motivo de su enorme y flexible cuello. Se alimentaban de ciertas hojas ubicadas en las alturas de los árboles, y por ello desarrollan la flexibilidad de su cuerpo para poder alcanzar las mismas. Los restos de huellas encontradas nos muestran una pata similar a la de los elefantes, redondeadas y con dedos cortos, lo que les permitía trasladarse de un sitio a otro soportando su tamaño.

Los restos de este animal han sido encontrados en Estados Unidos, aunque no se descarta que puedan aparecer fósiles en otros sitios. Existen réplicas de éste en varias ciudades del mundo, siendo la más conocida la alojada en el Museo de Historia Natural de Londres. La réplica fue creada por mandato de Eduardo VIII luego de apreciar una pintura sobre el mismo.

En contraposición a estos gigantes, encontramos al Saltopus, que significa “pata saltadora” y su tamaño era muy similar al de un gato. Vivió hace aproximadamente 210 millones de años. Otro de los diminutos dinosaurios era el Compsognathus, traducido, “mandíbula bonita“. Con 80 centímetros de largo y 45 de altura, podía alcanzar una velocidad de hasta 50 kilómetros por hora.

El más pequeño de todos era el Micropachycephalosaurus, cuyo tamaño era igual al de un conejo y su traducción sería algo así como “reptil de pequeña cabeza engrosada“. Vivió a finales del período Cretácico, hace 75 millones de años.

tiranosaurio.jpg

Tiranosaurio. Foto: terra

Los dinosaurios debieron adaptarse a diferentes ambientes climáticos, ya que coincide con la separación de los continentes, por lo que se pasaba de un clima a otro permanente. Recordemos que antes existía únicamente la Pangea, y a medida que pasaron las eras se fue subdividiendo hasta formar el panorama actual de la Tierra, con sus continentes bien definidos.

A medida que se separaba la tierra, el clima del interior de la misma iba cambiando drásticamente y más cuando comienzan a llegar los vientos del mar, provocando lluvias en sectores antes áridos. Durante todo este tiempo, varias especies se han extinguido, mientras otras nuevas aparecían.

Si se ha comprobado que desaparecieron todos debido a un gran cambio climático en la tierra, para lo que se manejan dos hipótesis. La primera es que haya colapsado un gigante meteorito en la Tierra, provocando ese cambio. La segunda es que se hayan producido erupciones volcánicas en cadena. Sea cual sea el motivo, lo cierto es que provocaron grandes nubes de polvo, tapando por completo el sol, y por las propias características climáticas existentes, los dinosaurios habrían muerto o bien por ese colapso, o bien de frío los que habían sobrevivido a la catástrofe inicial.

fosiles.jpg

Cráneo de Tiranosaurio. Foto: ebierzo

Muchos restos se han encontrado, principalmente en la región de América del Norte, donde se encuentran los yacimientos más importantes de fósiles de dinosaurios. Lógicamente se encuentran alrededor del mundo, pero aquí es donde se alojan los dinosaurios de mayor tamaño, y al mismo tiempo más conocidos mundialmente.

En la mayoría de los museos del mundo encontraremos restos de animales prehistóricos, muchos de ellos autóctonos y es muy difícil encontrar en destinos opuestos el mismo dinosaurio, ya que según el territorio donde nos encontremos, serán los restos que apreciemos. Asimismo, muchos museos poseen réplicas casi exactas de los más importantes, y aunque no es lo mismo que poder ver un resto original, nos puede servir para aproximarnos un poco más este formidable mundo.

Por varios años nos han impactado, obligándonos a utilizar toda nuestra imaginación para recrear esa época que despiertan nuestras fantasías de la niñez. El mayor boom fue otorgado por la película Jurassic Park (Parque Jurásico), que revive una historia sobre una tierra perdida donde un científico ha logrado revivir varios de estos ejemplares. Muchos nos hemos asombrado con este filme, y sin dudas, nos ha devuelto la imaginación sobre estos reptiles gigantes.