El movimiento de la corteza terrestre

Sobre largas escalas temporales, la corteza terrestre actúa como un postre de crema. La dura salsa de caramelo del postre es como la parte superior de unos pocos kilómetros de corteza, la rocosa litosfera que se mantiene fuerte y rígida. Debajo de ella, la corteza es más fluida, como la bamboleante capa de natillas de huevo del postre

Una nueva mirada sobre la corteza terrestre sugiere que las placas continentales no son completamente rígidas. Más bien, cuando se observan en escalas temporales muy largas, pueden actuar con sorprendente fluidez, informan los científicos.

Como de costumbre, las cosas son más complicadas“, dice el investigador de sismos, el profesor Roland Bürgmann de la University of California en Berkeley, que sostiene la opinión clásica de placas rígidas sobre un manto más fluido.

Puede ser que a veces la corteza se comporte como si sus placas fueran rígidas y fuertes hasta el fondo, y que sólo el manto subyacente muestra alguna elasticidad tipo gelatina.

Pero en escalas temporales más largas, la misma área de la corteza puede actuar más como un pudín, y que apenas unos pocos kilómetros de arriba, la rocosa litosfera, se mantiene fuerte y rígida.

Estamos tratando de lanzar una nueva mirada a un viejo problema“, dice el Dr. Wayne Thatcher, geólogo del Geological Survey (USGS). Su trabajo con su colega de USGS, el Dr. Fred Pollitz, es provocativo y trata sobre el suelo cambiante bajo nuestros pies; es el tema de portada del número de abril / mayo de GSA Today, publicado por la Geological Society of America.

Pienso en la litosfera como el hielo sobre una laguna“, dice Thatcher. Cuando más grueso sea un trozo de hielo, más grande será lo que se rompa y se hunda más suavemente en respuesta al peso, como a un camión que corra sobre él, dice.

Por supuesto, el hielo más delgado se hundirá más dramáticamente bajo el mismo peso. Reemplace el hielo de esta analogía con una litosfera, y el camión por cordilleras, y obtendrá una imagen básica de la estructura bajo tierra.

Tratamos de usar diferentes clases de cargas para probar las diferentes propiedades de la litosfera“, dice Thatcher.