El Proyecto Haarp

En esta entrada echamos una mirada al Proyecto Haarp que utiliza señales electromagnéticas amplificadas disparadas a la ionosfera sabe Dios con qué propósito. Las voces oficiales señalan que sólo buscan estudiar el comportamiento de las ondas a esas alturas mientras que los teóricos de las conspiraciones aseveran que se trata de un arma capaz de modificar profundamente el clima y los fenómenos geológicos del planeta.

Para el lector familiarizado con el tema de las conspiraciones no le sonará extraño el término Proyecto Haarp. Lo que sí es extraño de este proyecto, arma o desarrollo –ya no sé cómo llamarlo- es que, ha sido oficialmente divulgado. Pero lo incongruente del caso es que las fuentes oficiales aseguran que se trata sólo de un diseño para investigación de la ionósfera allí donde los ojos más acuciosos han visto una potencial arma de destrucción masiva.

En efecto un arma de destrucción masiva que además tiene la propiedad de no dejar indicios o huellas que se puedan rastrear o al menos vincular como prueba de un hecho que fue producido por Haarp. Por cierto, este nombre viene de las siglas que traducidas al español sería Programa de Investigación de Aurora Activa de Alta Frecuencia. En buena cuenta el Haarp son una serie de antenas de gran tamaño que amplifican las señales emitidas por un potente generador de ondas electromagnéticas.

Estas antenas lanzan la señal amplificada a la ionosfera para el estudio de los fenómenos que en ella ocurren. Eso dicen las voces oficiales pero, como decía, los ojos sagaces que ven más allá, aseguran que se trata de un arma capaz de inducir profundos cambios en la ionosfera a tal punto de provocar cambios climáticos que pueden ir desde una simple lluvia hasta un terremoto, pasando por una súbita elevación de la temperatura. Se me viene a la mente el caso de Melilla en 2001 cuando la temperatura subió de 23 a 41 grados en sólo cinco minutos.

El Proyecto Haarp se asienta en una localidad lejana de Alaska aunque ya se habla del su contraparte rusa en lo que se denomina Proyecto Sura, sin mencionar el acomodo de estas antenas en otras partes del planeta. También se ha señalado al Haarp como la causa de algunos de los últimos terremotos como el de Shanghai en 2008 en los que minutos antes de que se desatara se vio en el cielo formaciones del tipo aurora boreal. Los que teorizan al respecto de los terremotos provocados por Haarp señalan como factor común la localización del epicentro siempre a la misma profundidad de 10 kilómetros y ponen el terremoto de Chile en 2010 como otro ejemplo.

Al parecer los creadores del Haarp se basaron en los estudios de Nikolai Tesla sobre la posibilidad de transmitir grandes cantidades de energía, a gran distancia y sin medios físicos de por medio. Los que en su momento propusieron que el gobierno de los Estados Unidos se apropió de las patentes de Tesla porque vio un gran negocio en el uso de las mismas se equivocó. La verdad era mucho más siniestra.

Imágenes:

1 proyecto haarp tomada de flickr por samchurchill

2 nikola tesla tomada de flickr por nickmathew