Iniciación al alfabeto cirílico

Iniciación al alfabeto cirílico a través del ruso. Qué tener en cuenta para entender el abecedario y lo básico del idioma, algo que será útil para evitar complicaciones al viajar a Europa del Este, Rusia, Ucrania, Bielorrusia, etc. Enlaces a tablas con los alfabetos y equivalencias en español, así como consejos para facilitar el proceso de transliteración.

Como ejercicio, puedes probar descifrar este cartel. Comprobarás la similitud de ciertos términos.

Como ejercicio, puedes probar descifrar este cartel. Comprobarás la similitud de ciertos términos.

Viajar a ciertos paises asiáticos, a Oriente Medio o a Europa del Este presenta un mismo handycap que nos puede hacer sentir perdidos: el alfabeto. Y si bien hoy en día con el inglés podemos movernos por medio mundo, es de agradecer poder descifrar al menos lo básico de los carteles que leemos: restaurantes, hoteles, museos, paradas de metro o calles. Mientras que idiomas como el chino, el japonés o el árabe parecen estar de moda, otros como el ruso (con cerca de 200 millones de hablantes en el planeta) no despiertan mucho interés.

A continuación indagaremos en lo básico del alfabeto predominante en Rusia, Ucrania y Bielorrusia, entre muchas otras regiones. Aunque nació, en parte, para dar respuesta a fonemas que el alfabeto occidental no era capaz de reflejar, son muchas las equivalencias que podemos encontrar entre ambos, aunque representadas de forma distinta. Se puede comprobar en esta tabla, que refleja sólo el alfabeto usado en Rusia (existen pequeñas variables de letras entre los paises del Este que no tienen porqué dar problemas). Os recomendamos mantener delante la tabla para seguir leyendo el artículo.


Como se puede comprobar, la mayoría de fonemas no esconden ningún misterio. Otros sí, por eso nos detendremos en ellos:

- Vocales duras y blandas: Como se puede observar, en ruso existen dos tipos de vocales. Por un lado, las denominadas blandas (ya, ye, y, yo, yu) y, por el otro, las duras (a, e, i, o, u). El sonido “yo”, como habéis visto en la tabla, se representa con una Ë -”e” con diéresis-. Es muy habitual suprimir esta diéresis en los carteles y escritos, tenedlo en cuenta si alguna palabra os da problemas.

- Signos duro (ъ) y suave (ь): El signo duro intensifica el sonido de la letra que acompaña, mientras que el blando produce el efecto inverso. Para un occidental de viaje, bastará con ignorarlos cuando aparezcan, ya que nuestro oído es incapaz de percibirlos y tampoco nos servirán de mucho.

- “Ж”, “Ш”, “Щ” y “Х”: Será suficiente con saber que la “x” cirílica es nuestra jota y que las demás representan variables a escala entre la equis y la ce hache.

Destacar, para terminar, que la escritura a mano no tiene mucho que ver con la mecanografiada. Si os tranquiliza, podéis consultar también las equivalencias, por lo que pueda pasar. Con esto debería bastaros para emprender un viaje sin riesgos, aunque siempre podéis profundizar más en la lengua y atreveros con cuatro frases sencillas. En cualquier país del Este encontraréis gente que hable ruso, así que os dará bastante libertad de movimiento. Eso ya depende de vosotros. En todo caso, ¡mucha suerte!

Foto: Classic commie motif? por Guttorm Flatabø en Flickr.com.