Iniciación al Reiki y el autotratamiento de Chakras

La iniciación al Reiki permite acceder a la energía del Universo para aprender a actuar como un canal transmisor de esa energía. Esta fuerza es capaz de aflojar bloqueos psíquicos que usualmente son los principales causantes de malestares físicos.

La palabra Rei-Ki proviene del japonés y significa “Energía Vital Universal” y se refiere a la energía vital regala por Dios, a pesar de su componente religioso no se trata de una secta, religión ni filosofía; pues todos los seres pueden tener acceso a ella.

El doctor Usui fue el autor de esta denominación que llegó a tener renombre universal, quien se inspiró en pasajes de la Biblia acerca de curas milagrosas para iniciar su búsqueda de la fuerza divina capaz de curar y descubrió que en cada uno de nosotros reside la capacidad de autosanación, pero somos inconcientes de ello. Sin embargo, Usui creyó que cada ser humano puede encontrar, a través de sus experiencias personales, los fundamentos que le permitan recobrar y redescubrir esas habilidades.

reiki

Un ejemplo de la teoría de Usui es cuando nos golpeamos una zona del cuerpo y, automáticamente, tendemos a pasar nuestra mano sobre la zona; Usui afirma que, inconscientemente estamos aplicando el Reiki como forma de autosanación, intentando llevar la energía vital del universo que fluye por nuestras manos.



La iniciación al Reiki permite acceder a esa energía del Universo para aprender a actuar como un canal transmisor de esa energía. Esta fuerza es capaz de aflojar bloqueos psíquicos que usualmente son los principales causantes de malestares físicos.

De hecho, Jesús realizó milagros de sanación perdonando primero los pecados que conducían a la desaparición del sufrimiento del alma, que muy a menudo era la causa de la enfermedad del cuerpo; y el doctor Usui acercó a los hombres, nuevamente, la capacidad de manejar esa fuerza divina en el mundo moderno, para librarnos de los sufrimientos físicos y espirituales.

La iniciación al Reiki sólo puede ser realizada por un Maestro que asume la obligación y responsabilidad de transmitir el Reiki y puede ser de dos diferentes tipos:

Reiki Grado I: Es el que nos capacita para ayudarnos a nosotros mismos y a otros valiéndonos de la fuerza sanadora de nuestras manos.

Reiki Grado II: La primer capacidad es fortalecida y se recibe, además, la capacidad de la transmisión mental que permite curar más allá del tiempo y el espacio.

La iniciación en el Grado I habilita para aflojar bloqueos, desintoxicar el cuerpo, promover una relajación profunda y aceptar la energía vital del universo. La misma se puede realizar en un seminario de dos o tres días con un grupo reducido de personas (no más de cuatro) donde los participantes intercambian experiencias y conocimientos acerca del Reiki.

En este seminario se da una introducción al Reiki y a la obra del doctor Usui y se informa a los iniciados que el Reiki cambiará al ser humano y la forma de relacionarse, esperándose de ellos que ayuden a otros.

Sanación con Reiki

Los rituales del Reiki:

Para usar el Reiki es necesario realizar algunos rituales previos que son recomendados pero no excluyentes, pues el Reiki puede fluir de todas formas en situaciones adversas.

1- Las joyas: Antes de comenzar el tratamiento es necesario quitarse las joyas, todos los metales, piedras preciosas, madera, incluso el cuero, atraen determinadas energías y, en especial, las piedras preciosas son propensas a cargar energía negativa que puede perturbar el campo energético del Reiki.

2- Lavarse las manos: La higiene de las manos con agua corriente es necesaria antes de iniciar el Reiki, no sólo por higiene sino también por simbolismo pues así limpiamos nuestras manos de las influencias anteriores. Luego de culminar el Reiki las manos se vuelven a lavar sobre el agua corriente para neutralizar las impresiones absorbidas durante el tratamiento.

3- La oración: Es la parte más importante del Reiki y se hace antes de cada tratamiento; es el ruego de convertirse en canal Reiki y dice “Ruego a Dios que me conceda la merced de recibir Reiki y de poder transmitirlo a los seres humanos. Soy consciente que sólo soy el mediador entre la Energía Vital Universal y el receptor”.

4- El peinado del aura: Al finalizar la oración y antes de iniciar el tratamiento se peina el aura del receptor, tres veces, desde la cabeza hacia los pies. Es necesario tener en cuenta que, al volver de los pies a la cabeza, el brazo tiene que estar estrechamente en contacto con el propio cuerpo, porque si no se peina el aura en sentido contrario.

Finalizados los rituales, se da inicio a los ejercicios prácticos.

Ejercicios de autotratamiento:

El autotratamiento con Reiki nos permite conseguir tranquilidad y serenidad y mejorar el trato con las personas que nos rodean, permitiéndonos relacionarnos con mayor franqueza con nuestros pares, dado que el Reiki nos conduce a una madurez personal que favorece en trato responsable y caritativo con otros seres humanos.

Para realizar el autotratamiento es necesario cumplir con los rituales salvo el del peinado del aura y las limitaciones estarán dadas por las posiciones que puedan alcanzarse.

Alineación de los chakras: Las manos se apoyan sobre el chakra del corazón y el del plexo solar.

Posición especial 4: Las manos se apoyan a la derecha y a la izquierda de la ingle. Con esta posición se alcanza el chakra de la raíz y del sacro.

Las manos están ubicadas sobre la ingle en forma de V. Con esta posición se llega al chakra de la raíz y del sacro.

Desde aquí se trata toda la zona urogenital, los intestinos, el apéndice, el útero y la vejiga.

Se utiliza para tratar los siguientes trastornos psíquicos: Neurosis de miedos, dificultades sexuales, problemas de peso, falta de impulso, carencia de perspectivas y pesimismo. Estímulo del pensamiento positivo. Y trastornos físicos: enfermedades de los órganos del bajo vientre, de la circulación y de la digestión, así como también trastornos de la menopausia. Esta posición se adopta adicionalmente se hay tumores de pecho.

posiciones de Reiki

Posición básica 1: Con esta posición se trata el chakra del cuello.

Las manos están colocadas en el cuello. Aquí alcanzamos el 5to. chakra = chakra del cuello.

Se utiliza para tratar el Arca de la garganta y de la faringe y la zona inferior de la mandíbula:

La laringe, las cuerdas vocales, los ganglios linfáticos, el esófago, los bronquios y la parte superior de los pulmones. Los ganglios: La glándula tiroides y la glándula tiroides secundaria. La glándula tiroides se ocupa de la regulación hormonal del cuerpo.

Utilizado para los siguientes tratamientos psíquicos: Disminución de los enojos y de las frustraciones. Estímulo de la comunicación. Influencia positiva sobre la anorexia y la tartamudez. Equilibrio de la inseguridad y de las agresiones. Y trastornos físicos: Presión alta y baja, aceleración de los latidos cardíacos, angina y gripe. Además, enfermedades relacionadas con la garganta, la faringe y el maxilar inferior: dolores de muelas, amigdalitits, ronqueras y bronquitis. Enfermedades del metabolismo: regulación del sobrepeso y del peso bajo.

Fuente: Formarse