La Atlántida: la ciudad perdida

La Atlántida de Platón y la búsqueda de la ciudad perdida. Su mitología. Las hipótesis científicas, las hipótesis esotéricas y otras versiones que explican la ubicación de la isla de la Atlántida.

Mencionada por Homero y Eurípides y retratada por Platón en los Diálogos “Timeo” y “Critias”, la Atlántida es una isla mágica y misteriosa, que se supone existía más allá de las columnas de Hércules, es decir al oeste del estrecho de Gibraltar, en el océano Atlántico.

atlantisciudad.jpg

La idea de una isla de gran belleza, hogar de una civilización avanzada con abundancia de recursos, que resultó devorada por el mar, significó que su ubicación sea permanentemente buscada desde la época de Platón (hace unos 2.400 años), y se hayan conjeturado un sinfín de hipótesis sobre su existencia real.El gran filósofo griego, en sus relatos, señala que la Atlántida había desaparecido unos 9.000 años antes de su época. Una decena de páginas le bastaron para crear la más legendaria de todas las historias, que ha impulsado un sinfín de expediciones, investigaciones, obras artísticas, debates filosóficos y aventuras y desventuras de todo tipo, e inclusive congresos científicos, como la 2º Conferencia Internacional “La Hipótesis Atlántis”, buscando la tierra perdida, que se realizará hacia noviembre de este año 2008, en Grecia.


Según el relato de Platón, al repartirse la Tierra, a Poseidón (dios del mar, hermano de Zeus), le correspondió, entre otras, la región en la que se desarrollaría la Atlántida. Poseidón se enamora de una humana, Clito, hija de Evenor, el primer atlante (nacido del suelo). Era tal su amor por Clito que para protegerla creó tres anillos de agua y levantó montañas alrededor de la tierra donde vivía, dando así nacimiento a la isla legendaria.

Poseidón y Clito tuvieron diez hijos; al primogénito, Atlas, le fue conferida la máxima autoridad sobre la isla, y sus hermanos se repartieron las tierras en reinados iguales. La civilización que se desarrolló en la isla llamó a su tierra “Atlántida” en honor a Atlas, y al mar que la rodeaba, Atlántico.

Siempre según el relato de Platón, la excelencia cultural de los atlantes comenzó a decaer al alejarse las generaciones de la sangre divina de Poseidón, y comenzaron a florecer sentimientos innobles. Los atlantes dominaron toda la región, hasta que al querer dominar a los atenienses obtuvieron su primer y fundamental derrota. Zeus, al observar el degeneramiento de una civilización que había sido ejemplar gozando de toda la abundancia, convocó a los demás dioses para resolver sobre el castigo que caería sobre la isla. Aunque el relato se interrumpe en esta parte, el castigo de Zeus habría sido hundir la isla en un día y una noche en un gran cataclismo de maremotos y erupciones volcánicas.

atlantida-mapa-continente.jpg

Como en la región del Mediterráneo no existen vestigios de una civilización similar a la narrada por Platón, se han elaborado numerosas teorías que refieren a su existencia real y la ubican en diferentes coordenadas del planeta. Desde Sudamérica, hasta la región del norte de Europa, cerca de Islandia, Suecia o Dinamarca, pasando por la Antártida. E inclusive hubo teorías que los pueblos originarios de Mesoamérica (la región dominada sucesivamente por olmeyas, mayas y aztecas) son descendientes de los atlantes.Entre algunas teorías esotéricas, hay quienes sostienen que los atlantes eran una civilización elevadamente avanzada para la época que llegó a dominar la física nuclear y desapareció tras una explosión atómica. Otras teorías, sostienen que los atlantes son una raza de extraterrestres que viajan por todo el Universo llenando de vida los planetas en los que se detienen. Así, una vez cumplida su misión de “crear” la raza humana, se fueron de la Tierra y sumergieron haciendo desaparecer la ciudad en la que se habían asentado. Otras versiones, a su vez, sostienen que la Atlántida existió en lo que hoy es la región conocida como “Triángulo de las Bermudas”, y que en el fondo del océano existe una esfera magnética (desarrollada por los atlantes), responsable de los misteriosos acontecimientos ocurridos en la zona. Esta esfera magnética, sería, a su vez la responsable del hundimiento de la isla.

Entre las teorías científicas que intentaron explicar la leyenda de la Atlántida, identificaron a la civilización atlante con los desaparecidos Tartessos, civilización originaria de la península ibérica, en la región de Cádiz.

atlantida-dibujo.jpg

Existen muchas hipótesis sobre la Atlántida, pero la teoría más aceptada en el presente, señala que la civilización a la que se refiere Platón, está inspirada, en gran parte, en la isla de Creta y la civilización minoica, y que el filósofo en su relato habría cometido algunas licencias literarias, para fortalecer el mensaje que quería transmitir.La isla de Creta dominó el mediterráneo antes del período de esplendor de la Grecia Clásica, durante los siglos IV a I a.C., y estuvo habitada por seres humanos desde por los menos el período Neolítico. En la isla se desarrolló una civilización que logró un elevado avance cultural y un poderío económico: la civilización minoica.

Aproximadamente hacia el año 900 a.C. una fuerte erupción volcánica, de la que existen algunos indicios arqueológicos, habría sido lo que en el relato de Platón representó la ira de los dioses. Varios relatos religiosos de distintas culturas pero coincidentes en este aspecto, sobre un cataclismo natural en ese período, sirven además para apoyar esta posibilidad.

Según diversos estudios arqueológicos, lo que fue la antigua isla de Cresta, al sumergirse parte de sus territorios por este cataclismo natural, derivó en lo que hoy es la isla conocida con ese nombre, en las islas de Thesa y Therasia, y en otras islas menores cercanas a ésta.

Lo cierto es que la erupción del volcán Santorini y los terremotos ocurridos hacia esos años, junto a sucesivas invasiones, primero aqueas y luego dorias, debilitaron su poderío económico, y la sumieron en una guerra civil interna que derivó en el ocaso de esta poderosa civilización, aunque la isla continuó siendo de relevancia –sobre todo geográficamente- para la región. Al mismo tiempo, comienza a concretarse el máximo esplendor de la Grecia Clásica.

Creta no estuvo integrada a la Grecia continental hasta la época de Alejandro Magno que conquistó la isla para el imperio Helénico, y luego pasaría a ser disputada por los principales imperios que a lo largo de la historia se establecieron en la región.

Hoy Creta es la principal isla griega, país del que forma parte desde 1913, tras concluir las Guerras Balcánicas.