La leyenda de San Patricio y los duendes

Como habíamos mencionado anteriormente, los duendes no toleran la imagen de San Patricio. Aquí les comentamos el por qué de ello, narrando la pequeña leyenda de su estrecha relación y el momento en que el santo los enfrentó con el fin de poder convertir a los paganos al catolicismo.

La relación entre el Santo Patrono de Irlanda, San Patricio, y los duendes es más común de lo que se cree. Los duendes, como hemos comentado anteriormente, no toleran ver una imagen de este santo pero, ¿por qué? Para responder esto debemos remontarnos entre los años 370 y 470 al país en cuestión.

Es sabido que San Patricio fundó la primera Iglesia Católica en Irlanda, y una vez hecho invitó a los paganos celtas a concurrir y transformarse al catolicismo. Esto molestó mucho a los Druidas, los sacerdotes celtas de los dioses paganos, por lo que decidieron tomar represalias contra los traidores de su religión


Para ello, invocaron una tropa de duendes, a quienes enviaron a la iglesia recién fundada, con el fin de practicar sus travesuras en ella y así tornar imposible la conversión de los paganos a la fe cristiana. San Patricio, luego de escuchar las protestas de los feligreses quienes aducían que les era imposible rezar, decidió tomar cartas en el asunto haciéndoles frente.

Postrado frente a ellos los enfrentó expresando: “En nombre de Dios Todopoderoso, yo los expulso espíritus impuros“. Luego de estas palabras jamás volvieron a ingresar a una iglesia y es justamente por ello que no toleran la imagen de San Patricio, al ser éste quién los desterró de la casa de Dios. Por ello es que en Irlanda, es muy común que el santo se encuentre en cada hogar, con el fin de evitar que los duendes ingresen a las mismas.

Imagen San Patricio: Deadstar en Wikipedia