La Teoría del Big Bang

Análisis acerca de la teoría del Big Bang desde un punto de vista parcial, tomando referencias científicas y religiosas

Teoría del Big Bang,

“El Universo se originó en una singularidad espaciotemporal de densidad infinita y físicamente paradójica…”

Génesis Cap.1:1:

“En el principio creó Dios los cielos y la tierra.”

El nacimiento del Universo, es la gran pregunta que muchos científicos ha querido responder, y la física moderna para tratar de explorar un poco más acerca de los orígenes del mismo, han formulado una interesante Teoría: “El Big Bang”

“El Universo se originó en una singularidad espaciotemporal de densidad infinita y físicamente paradójica…”

Es difícil imaginar para nosotros, el resto de los mortales que no somos Físicos, el hecho de que el Universo en sus orígenes era un inmenso espacio vacío y que de alguna forma se convirtió en lo que hoy conocemos.

Galaxias, Planetas, estrellas, agujeros negros y muchos otros elementos que en él se encuentran, han sido formados luego de miles de millones de años de evolución a partir de un solo átomo y que este a su vez al expandirse ha creado el Universo.

universe.png

En la imagen observamos un momento único, la Singularidad, en un espacio de tres dimensiones y donde se produce la evolución del Universo

Imagen tomada de Wikipedia

George Lemaitré fue el encargado de esta teoría y siendo un físico y sacerdote católico a su vez, expuso que el Universo parte de un punto y luego se ha desarrollado. Ahora bien el problema radica en qué originó ese primer átomo o semilla, y es cuando entra en juego “el tiempo de Planck”, en el que la física se rinde al no poder definir que sucedió entre el Big Bang y “el tiempo de Plank”, ese intérvalo que no se puede explicar.

Uniendo todo lo anterior, sabemos que tenemos un espacio vacío, un primer átomo y la evolución de este hasta lo que hoy conocemos.

Pero ninguna de estas afirmaciones son suficientes, y es necesario ir un poco más allá; los cosmólogos, entre los cuales podemos mencionar al conocido Stephen Hawking, creador del libro “Breve Historia del tiempo” y que es un referente universal por su aproximación al estudio de las creación del universo, estudian el Universo, su estructura, orígenes y desarrollo; y es gracias a ellos que contamos con una fuerza científica que realiza grandes trabajos en los campos de las matemáticas y la física, para responder a muchas preguntas que hasta hoy no tienen respuesta.

Y es que la idea de que el Universo tubo un momento específico en el tiempo para originarse (La teoría del Big Bang) ha sido arduamente rechazada por muchos científicos, entre ellos Arthur Eddintong, quien experimentalmente confirmó la Teoría de la Relatividad de Einstein en 1919.

Siguiendo esta línea, el problema de la Teoría del Big Bang es que aunque podamos establecer un período de tiempo para asignarlo al orígen del Universo, no podemos ir más allá, el propio Einstein reconoció que la investigación a fondo de este problema llevaría indudablemente a una cuestión de fé, a un encuentro con Dios.

Partiendo de una base lógica como lo es que todo tiene un origen, por ejemplo, sabemos que nosotros mismos fuimos concebidos por nuestros padres y estos a su vez por nuestros abuelos y así sucesivamente, podemos rastrear nuestro árbol genealógico hasta que topemos con una primera pareja, el origen de la humanidad.

A ellos podríamos ubicarlos en un espacio-tiempo (espacio: nuestro planeta; tiempo: hace millones de años) pero al igual que la teoría del Big Bang, no hay forma de comprobar como esa pareja inicial fue creada, y aún cuando basándonos en teorías evolutivas como la de Charles Darwin donde sostiene que las formas más complejas de vida provienen de formas menos complejas en un proceso de períodos de tiempo muy, muy largos, que la materia orgánica proviene de la inorgánica y que en cuanto a la vida humana sostiene que proviene de la vida animal, concretamente que el ser humano proviene del mono, tendríamos el mismo problema al tratar de descubrir cuál fue el comienzo de esa vida.

Es en este punto cuando tocamos el tema religioso, el de la fe; porque al no tener una respuesta científica razonable, recurrimos a un ser supremo creador del Universo y de todas las cosas.

Este tema es un poco delicado, porque tanto la iglesia como los físicos encargados del estudio del Universo, discrepan mucho en sus razones. Por un lado la iglesia cree ciegamente en que el Universo ha sido creado por Dios basándose en las escrituras de la Biblia en el Génesis, y por otro lado tenemos a los científicos que no conciben la idea de un Dios creador del Universo.

Pero aunque es muy difícil que estas dos ramas se unan, algunos científicos han hablado al respecto y los comentarios dan ese respaldo a la fe, al ser imposible de resolver una pregunta básica: ¿Cómo se originó el Universo?”.

En este aspecto un astrofísico muy importante, Hugh Ross ha escrito sobre el tema religioso partiendo de una base científica:

“Si el tiempo de inicio es concurrente con el inicio del Universo entonces la causa del Universo debe ser alguna entidad que trabaja en una dimensión de tiempo completamente independiente de la dimensión temporal del cosmos “.

Hablando en cristiano, la traducción de esto sería una confirmación de que Astrofísicos, Cosmólogos, Físicos y demás, no tienen la posibilidad de explicar el origen del Universo, limitándose exclusivamente a darle un principio en el tiempo y de ahí en adelante a su evolución.

Más formal al respecto se pronuncia el propio Sthepen Hawkin:

“El verdadero punto de la creación se encuentra fuera del ámbito de aplicación de las leyes actualmente conocidas de la física”

Otro más que se suma a esto es Alan Guth, del reconocido MIT y creador de la teoría inflacionaria que sugirió en 1981 que el universo caliente, en un estadio intermedio, podría expandirse exponencialmente:

“El instante de la creación sigue sin explicación”

Podemos entonces basándonos en todo esto elaborar nuestra propia teoría del Big Bang:

El Universo se ha desarrollado a partír de un inmenso vacío, que no contenía nada, ni luz, sonido, tiempo, una nada absoluta y que en algún punto un estallido de vida se apoderó de él, dando lugar al comienzo de todo lo que hoy existe.

Es lo que se llama una singularidad, un punto teórico con volumen cero y densidad infinita. Me refiero a esto porque el nacimiento de nuestro Universo parte de una singularidad, un inmenso vacío como ya les dije y que no tiene ninguna explicación desde el punto de vista Físico-Teórico.

Para terminar, podemos decir que los científicos trabajan arduamente en la búsqueda de respuestas y que siempre se han topado con una barrera invisible donde no hay continuación. Es el punto cero, donde la fe y la ciencia no compaginan, donde el misterio de la vida llena el espacio que las matemáticas no pueden.

Sinceramente pienso que muchas cosas pueden ser analizadas, y comprobadas, pero el verdadero sentido de la vida misma es tener ese algo que nos impulsa adelante, esa fe que los científicos no reconocen en algunos casos y que es lo que nos hace únicos.

Puede ser muy fácil explicar el origen del todo con una sola palabra: “Dios”, pero como les dije, es mi opinión personal.

Los seres humanos somos complejos y en nuestros actos y vida hay misterios que jamás podrán ser explicados, es como si quisiéramos conocer lo que nos hace únicos, son preguntas que no podrán ser contestadas jamás.

Les dejo un vídeo acerca del Big Bang y que me parece bastante completo.

[youtube 6LyzCEFATY0&feature=related nolink]