¿Qué diferencia hay entre publicidad y propaganda?

Es importante distinguir los conceptos de propaganda y publicidad dado que su intencionalidad no es la misma.
publicidad y propaganda

La publicidad y la propaganda son similares, pero no son lo mismo

Es común que utilicemos los conceptos de publicidad y progaganda como si fuesen sinónimos pero, en el fondo, se trata de dos procesos bien distintos, que resulta importante saber diferenciar.

Publicidad es hacer público, dar a conocer. Es relativamente objetiva, ya que estoy dando a conocer un objeto, una idea, una persona o alguna característica, pero lo que me importa es poner en conocimiento del público eso que yo traigo que está fuera de ese conocimiento. En la publicidad no hay una intención más allá que dar a conocer. La publicidad termina en el momento que yo termine de exponer.

Propaganda tiene relación con otra palabra que es propagar. ¿qué cosas se propagan? Ejemplo: las pestes, el fuego. La propaganda se mueve, se desplaza y una vez que llega, cambia aquello que lo recibió. La propaganda es mucho más subjetiva que la publicidad. En propaganda lo que se está buscando, no es darle a conocer algo al público, sino hacer que ese publico cambie la forma de pensar que tiene acerca de algo. Lo que se busca es persuadir al otro. Se juega con la valoración.

Muchas veces se puede hacer propaganda, escondiendo publicidad. La propaganda lo que busca es tomar una idea y hacer que esa idea se expanda. Los medios en general son propagandísticos, todos los medios. Y si alguno hace gala de no serlo… bueno, definitivamente confirma que lo es. La mayoría de las veces maquillan la propaganda de noticia.

Básicamente lo que hace la propaganda es construir en la gente definiciones que no existían, formas de ver el mundo que no eran equivalentes a la forma de ver el mundo preexistente, y sobre todo instala temas, temas que, a priori, uno supone que no tienen importancia, pero que cuando se toma dimensión del volumen discursivo en el que se insertan se da cuenta que está en presencia de una verdadera avalancha de significaciones.

Otra diferencia central tiene que ver con que la publicidad es explícita, es decir, todos sabemos que lo que se está haciendo al hablar de un producto es publicidad, mientras que la propaganda es implícita, es decir, se esconde detrás de otra situación a fin de que no se note la acción que se quiere emprender.

Los medios nos dicen de que tenemos que hablar, de que tenemos que escuchar. Los medios construyen la forma de ver el mundo. Los medios son empresas y la empresa ¿que quiere? La empresa lo que quiere es ganar dinero y la información es una mercancía. Pero es un poco más complejo que eso, porque en realidad, la forma de ganar dinero no es vender la noticia (y cobrar publicidad por hacerlo) sino construir poder.

Fotografía: Orange Steeler

Dejar un Comentario