¿Qué es la brujería?

La brujería es toda aquella acción realizada por una bruja en cuanto a lo que a magia se refiere, que tiene como fin causar daño, tanto al hombre como a la naturaleza, habiendo conseguido estos poderes por su pacto con el diablo.

Uno de los misterios, leyendas o seres mitológicos que más nos han llamado la atención desde siempre han sido las brujas. Pero no sólo deben ser los seres que estamos acostumbrados a ver, sino que muchos poseen bellos rostros que nada nos haría pensar su real acción. Pero a todo esto, ¿qué es la brujería? No cuenta decir la magia que realizan las brujas pues, no sería válido.

Vayamos un poco más lejos y expliquemos qué es la brujería propiamente dicha. Es como ya debéis saber, el conjunto de creencias, prácticas y conocimientos que poseen las denominadas brujas o brujos (pues los hay en masculino también) que emplean sus habilidades mágicas en procura de hacer el mal.

La brujería se asocia indudablemente a la práctica de la magia negra, aquella que se emplea para causar dolor, muerte y todas las acciones necesarias para causar dolor en una persona. La palabra bruja es conocida en su término medieval cuando las famosas “cazas de brujas” impuestas por los cristianos, acusando a diversas personas de practicar activamente la brujería.


Pero en su sentido moderno es lo dicho, la práctica de la magia negra. Así al menos lo han calificado los las sectas ocultistas, quienes hacen la diferenciación entre magia negra y blanca (en este caso, para hacer el bien).

Desde tiempos inmemoriales, se solía perseguir a todo aquel que practicara la magia negra y no así a los magos blancos. Incluso en Roma o Grecia la magia era muy común, pero no dudaban en capturar a quienes la empleaban para hacer el mal, como es el caso de las brujas.

En nuestro sentido más asimilado, la brujería está asociada directamente con el Diablo ya que las brujas solían hacer pactos con él, vendiéndoles su alma a cambio de poderes sobrenaturales que le permitiesen realizar hechizos maléficos e incluso realizar otras acciones, como transformarse en animales (casi siempre lobos) o la propiedad de volar.

Otra creencia común son los famosos Aquelarres, las cotidianas reuniones nocturnas donde las brujas se juntaban para rendir culto al Diablo quien se personificaba en un cabrío macho o en gato negro. Las leyendas nos han llevado más lejos, aduciendo que en ellos se celebraban grandes orgías e incluso sacrificios humanos, generalmente de niños (lo llamado siempre como Infanticidio).

Así que ya sabéis, la brujería es en resumen, la práctica de la magia negra por lo que, procurad manteneros por fuera de ella para así evitaros cientos de problemas en el futuro.

Imagen: Wikimedia
Imagen El Aquelarre de Francisco de Goya: Huntster en Wikipedia