¿Qué son las pirámides de Egipto?

Las Pirámides de Egipto son un legado con casi 5.000 años de antigüedad.

Las Pirámides de Guiza

Las pirámides de Egipto es el legado que dejó este Imperio, fueron construidas alrededor del 2600 a.C.  y han perdurado hasta nuestros días. Estas construcciones tenían la función de servir como templo sagrado después de la muerte del faraón. Allí se enterraba momificado al mandatario de turno en compañía de comida y joyas, que según las creencias egipcias le servirían en su camino al más allá. Existen diferentes puntos dentro de la geografía de Egipto donde se concentran más pirámides, probablemente las más conocidas sean las Pirámides de Guiza donde se encuentran las tumbas de los faraones Keops, Kefrén y Micerino. Pero en los siglos XIX y XX se descubriría un gran tesoro para la arqueología: El Valle de los Reyes. Aquí se encontraron momias tan famosas como la del pequeño faraón Tutankamón.

Según las escrituras que se conservan de la época la función de las pirámides era contener la esencia del rey para toda la eternidad. De ahí que se le enterrara con muchas de sus pertenencias. Según las creencias de esta cultura después de muerto el rey ascendía al cielo para vivir allí eternamente con los dioses, lo hacía convertido en estrella. Por eso en el momento de construir las pirámides se hacían estudios de la orientación que debía tener la pirámide según las estrellas.

Según su construcción existen dos tipos de pirámides las escalonadas y y las clásicas que eran las que tenían una pared totalmente lisa. Las pirámides escalonadas estaban constituidas por varias gradas intentando emular una gran escalera orientada hacia el cielo. Mientras que las pirámides clásicas tenían las paredes lisas y son las que mejor se conservan, ya que del otro tipo la mayoría está en ruinas.

No se sabe a ciencia exacta como se construyeron realmente las pirámides. Se cree que se utilizaron diversos materiales y que las grandes piedras que las constituyen se trasladaron en barca por el Nilo desde canteras del sur del país. Primero se procedía a delimitar el terreno donde se iba a construir, después se procedía a aplanar el terreno rocoso para dejar una superficie horizontal.Lo primero que se excavaba era la cámara subterránea donde se colocaba al faraón y se construían otras salas donde colocar sus pertenencias. Después ya se empezaba a edificar hacia más arriba colocando piedras.

En la parte superior de la cámara subterránea se hacían diferentes habitaciones trampa para evitar los saqueos. Aun así muchas tumbas sufrieron la expoliación de personas de la época y más tarde de los que descubrieron estos maravillosos tesoros como Napoleón o los ingleses.

Foto/ Wikipedia