Medidas preventivas contra el cáncer

En esta entrada conocemos las medidas básicas de prevención contra el cáncer

La ciencia avanza a pasos agigantados y, si hace un tiempo el cáncer era visto como un verdugo casi ineludible, hoy en día ya son muchas personas que le han sabido hacer frente y vencerlo. Y hablamos de personas que ya tuvieron uno o más episodios de esta terrible enfermedad. Pero la ciencia médica nos dice más. El cáncer es como un enemigo dormido que no conviene despertar y en ese sentido, se dan una serie de medidas preventivas contra el cáncer.

Eliminar el tabaco

Eliminar el tabaco

Se ha visto que el mayor porcentaje de éxito lo hallaremos antes de que el cáncer despierte ya que muchos estudios apuntan a que el cáncer está inscrito en nuestro código genético y depende en gran medida de nosotros mismos el administrar bien el cuerpo que se nos ha otorgado. Se estima que entre un 60 y 70 por ciento de los casos de cáncer están relacionados con nuestros hábitos alimenticios y de salud por lo que es una buena idea hacer nuestra parte y plantearnos un buen esquema de vida que a su vez -a manera de bonificación extra- nos protegerá de otras tantas enfermedades mortales como diabetes, hipertensión, enfermedades coronarias, cerebro vasculares, etc.

A estas alturas resulta ocioso recomendar dejar de fumar pero es lo primero que los lectores fumadores deben hacer porque el tabaco emite radiación, contiene plomo y es definitiva es un letrero luminoso gigantesco que grita ¡cáncer ven! La segunda medida preventiva es una reingeniería en nuestros hábitos alimenticios. En tal sentido se recomienda el consumo de comidas ordenado y balanceado, limitando el consumo de carnes rojas y frituras en general, ni qué decir de la comida chatarra que incluye las bebidas gaseosas que francamente sólo sirven para engordar.


Se recomiendan tomar entre 4 a 5 comidas pequeñas durante el día y cada una de ellas conteniendo frutas y verduras frescas que aportarán la fibra necesaria para que el sistema digestivo trabaje a la perfección. En este campo también hay que señalar que el alcohol puede ser tan pernicioso como el tabaco y hay que suprimirlo de plano. Debemos beber abundante agua también.

Consumir alimentos sanos

Consumir alimentos sanos

La tercera gran recomendación es hacer ejercicio vigoroso por un mínimo de tres veces a la semana y en una sesión neta de no menos de veinte minutos. La cuarta gran recomendación tiene que ver con los factores medioambientales. Debemos por tanto cuidarnos de la sobreexposición a los rayos solares y de estar en ambientes con demasiada contaminación química.