Interpretando los sueños: soñar con la persona que te gusta

Desde la más remota antigüedad, el ser humano ha tratado de interpretar sus sueños. Sin embargo, fue Sigmund Freud con sus teorías psicoanalíticas el primero que realizó un estudio profundo sobre ellos como un modo de penetrar en las neurosis de sus pacientes. Aquí explicamos sus bases y qué significa soñar con la persona que te gusta.

Desde la más remota antigüedad, el ser humano ha tratado de interpretar los sueños como una forma de conocerse mejor y aportar luz sobre sus más recónditas características. Sin embargo, no es hasta finales del siglo XIX cuando el Psicoanálisis comienza a estudiarlos como recurso clínico. Fue el creador de esta rama de la Psicología, el austríaco Sigmund Freud (Príbor, Moravia, 1856-1939), quién utilizó la interpretación de los sueños como una forma auxiliar para el estudio de la neurosis.

Según él, soñar es una forma de satisfacer los deseos no alcanzados en estado de vigilia. Son, por tanto, una manifestación del subconsciente, que trata de este modo de resolver una excitación emocional que no ha podido canalizarse de forma correcta. Y, como éste carece de moral, en los sueños el individuo se comporta de una forma más desinhibida. Sin embargo, nuestra mente aplica algún tipo de censura por lo que los sucesos que transcurren en ellos se consideran representaciones y no experiencias de la realidad.

Soñar con la persona que te gusta tiene un claro significado

Soñar con la persona que nos gusta tiene un claro significado

En consecuencia, el Psicoanálisis define el sueño como un estado de conciencia distinto al de la vigilia durante el cual al individuo le parece actuar con otro cuerpo diferente al suyo. Igualmente, distingue dos tipos de sueños: aquéllos que no se repiten y son, sencillamente, fruto de hechos que han sucedido en días anteriores y los que sí se reiteran y pueden tener un significado simbólico. Son éstos últimos los que la teoría de Freud se esfuerza en interpretar. No obstante, el Psicoanálisis ha recibido muchas críticas precisamente por su carácter interpretativo y no empírico. La más famosa se debe al filósofo checo Karl Popper, que no lo consideraba científico pues se basaba en hipótesis no confirmables.

En cualquier caso, la interpretación de los sueños ha tenido mucha fortuna y aún hoy es utilizada por los psicoanalistas con fines terapéuticos. Pero también muchos aficionados se interesan por el significado de los sueños y uno de los que más explicación demanda es soñar con una persona que les gusta.

En este caso, la interpretación no puede ser más evidente: se trata de una persona que ha calado hondo en nosotros y, en consecuencia, nuestro subconsciente trata de analizar qué tipo de relación existe entre ambos. Ante ello, lo mejor que podemos hacer es intentar conocer mejor a esa persona pues el hecho de que nos guste no significa necesariamente que sea la más adecuada para iniciar una relación con ella.

Fuente: Psicología La Guía 2000.

Foto: Aleinadcar 2009.