Una nueva técnica puede mejorar los pronósticos sobre inundaciones

Desgraciadamente, las grandes inundaciones está de actualidad. Por ello esta noticia es importante: un grupo de científicos de la Universidad de Bristol se halla experimentando una nueva técnica que podría mejorar las predicciones de estas enormes catástrofes y, con ello, evitar la pérdida de vidas humanas.

Desgraciadamente, el tema de las grandes inundaciones está de actualidad. Todos hemos podido ver la catástrofe acaecida en Pakistán hace pocos días y, en general, cada muy poco tiempo, presenciamos cómo se producen estos desastres en distintas partes del mundo con la impotencia de no poder hacer nada para evitarlo.

Por ello, todo lo que sea mejorar en su previsión puede considerarse un gran adelanto, pues el hecho de poder manejar datos en tiempo real supondría evitar la pérdida de vidas humanas y, aunque esto es menos importante, también un cuantioso gasto económico.

Foto de unas inundaciones

Imagen de unas inundaciones recientes

Según los expertos, las técnicas existentes en la actualidad para controlar posibles inundaciones se encuentran limitadas en el espacio que abarcan debido a la falta de suficientes estaciones meteorológicas adecuadas y también por los elevados costes que tiene reunir datos vía satélite con la frecuencia necesaria para poder actuar con rapidez.

Pero ahora, un grupo de científicos de la Universidad de Bristol, en el Reino Unido, están ensayando un sistema que utiliza igualmente los satélites pero de un modo más económico y fiable y que permitiría obtener pronósticos regionales más rápidos y seguros de posibles inundaciones. Con ello, se podría proporcionar una respuesta más rápida y adecuada ante ellas.


Su sistema consiste en utilizar imágenes satelitales de baja resolución espacial, que captan los datos con mayor frecuencia y en superficies más grandes. Mediante un algoritmo, obtienen información automática de los niveles de agua en cada momento.

Y, al comparar ésta con los modelos globales de pronóstico de inundaciones, se obtendrían estimaciones más exactas de posibles cambios futuros en los cauces fluviales.

Foto de una maqueta de satélite

Maqueta de un satélite

Para explicarlo de un modo más claro, utilizando datos de las corrientes de los ríos y de las precipitaciones en áreas extensas –de hasta 160000 kilómetros cuadrados-, realizan mapas de los niveles pasados y presentes de dichas aguas y, con ellos, creen que podrán predecir mejor los posibles patrones de flujos futuros.

De momento, esta nueva técnica se encuentra en fase experimental. Pero los científicos de la Universidad de Bristol, cuyo portavoz es el investigador Guy Schumman, se hallan analizando ya riesgos de inundaciones en algunas de las regiones más extensas del planeta. Habrá que esperar a los resultados obtenidos para comprobar  si mejora realmente las predicciones que se realizan en la actualidad o, por el contrario, muestran tan sólo una efectividad parecida.

Fuente: Amazings.

Fotos: Inundaciones: Hulius en Flickr | Maqueta de un satélite: Rafael Marcos en Picasa.